viernes, 28 de diciembre de 2007

PAMPATAR ES UNA FIESTA

El Milagro de Pampatar podría llamarse esta explosión de talento gastronómico, buen gusto y vocación por el placer que se ha instalado en ese luminoso rincón de Margarita. Primero fueron El Café Guayoyo, el Myconos y el Lounge Beach encaramados en la colina de la Caranta que bordea la prodigiosa bahía de Pampatar, ofreciendo romance, luna llena y brisa marina a los visitantes. Luego Da Luciano , en la vía de retorno, casi en la salida hacia Porlamar, se convirtió pronto en el sitio más apetecido de los sibaritas de la isla precedidos por Pedro Espinoza, Vilma y Rafael Di Prisco. Y El Fondeadero , frente al Castillo, reproduce la tradición de la gran barra marinera al estilo del Viejo Pescador de la Marina.
Pero es que ahora se ha instalado un racimo de barras, restaurantes y lounges con aires de gran ciudad en la Avenida que nos introduce a Pampatar, donde margariteños y navegaos ofrecen un ambiente de gran personalidad y una calidad de barras sólo comparables con las de grandes ciudades. PALADAR ofrece altísima gastronomía y servicio de primera. También CATABAR se ha hecho un nombre en materia gastronómica y tiene un espacio atrás, aterciopeldo, para enamorados y clandestinos. Pero son de aplauso cerrado los manjares y las barras de CASA CARANTA, CHARLIE y el el ambientazo de ESTIGMA BAR LOUNGE. Todo como nos gusta.







jueves, 13 de diciembre de 2007

FELIZ NAVIDAD DESDE LA BARRA

Algunos afirman que ésta la primera tarjeta de Navidad que se imprimió en Inglaterra (1843), creada por John Horsley para su amigo Henry Cole, fundador del Victoria & Albert Museum de Londres. (PULSE UN DOBLE CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA VER MEJOR LOS DETALLES)

miércoles, 12 de diciembre de 2007

RUMBA CON OSCAR D' LEÓN / Espíritu de la Navidad

Querido Pablo, cómo estás. Maravilloso tu sitio web. Gracias por enviármelo siempre.
Te estoy adjuntando información acerca de un evento que estoy organizando que se llama Fiesta del Espíritu de la Navidad con Oscar D'León, el 22 de Diciembre en el Gran Salón del Hotel Alba Caracas, con cena navideña, música, obsequios y bebidas. Tal vez me puedas ayudar en la difusión. Es a beneficio de Los TALLERES GRATUITOS DE FORMACIÓN DE LA V EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE TRADICIONES AFROAMERICANAS, QUE CELEBRAREMOS EN JUNIO DE 2008, Y QUE PRECISAMENTE SERÁ UN GRAN HOMENAJE PARA OSCAR D'LEÓN.

MIL GRACIAS Y FELIZ NAVIDAD, OJALÁ PUEDAS VENIR A COMPARTIR CON NOSOTROS.

BESOS
CHEFI

martes, 11 de diciembre de 2007

AGUA DE BEBER EN EL LOUNGE DEL TRASNOCHO













EL VINO CALIENTE, EL MISTRAL Y LOS SANTITOS/ Amelia Hernández


La barra más candorosa del mundo es también la más efímera: sólo abre durante el mes de diciembre, dentro de la “Foire aux Santons” de Marsella, la feria de “los santitos”, toda una tradición...

En esta barra te sirven un vino caliente, con unas gotas de coñac, azucar, clavo y canela. Es para resistir al mistral, ese viento frío y seco, cortante, que baja del Norte a toda velocidad y, antes de escapar por el Viejo Puerto de Marsella para alborotar el Mediterráneo, barre la Canebière, emblemática avenida marsellesa transformada en feria durante un mes.

“Los santitos” son unas figuritas ingenuas de terracota que representan los personnajes del folklore provenzal: el alcalde, la arlesiana, el tamborilero, todos los oficios tradicionales del Sur de Francia, donde nadie concibe un pesebre sin estas figuritas, les santons, en buen francés; o li santouns, en dialecto provenzal...

A lo largo del año, en Manosque, Forcalquier, Moustiers, Pertuis, y otros pequeñas ciudades de Provenza, decenas y decenas de artesanos se dedican a fabricarlos con la arcilla fina de Marsella y de Aubagne, pintándolos a mano primorosamente. La gracia de estas figuritas, que miden entre 4 y 7 cms, está en los detalles de rostros, vestimentas y accesorios.

Al llegar noviembre, los artesanos se reúnen en las diversas ferias de la región. La más animada es la de Marsella.

Primero recorres la Canebière, pasando revista a todos los quioscos para ubicar el personaje que este año se agregará a tu colección. Después haces un alto en La Buvette, el quiosco más grande y más iluminado (a las 5 de la tarde ya es de noche), con un cómodo saliente de madera desgastada que sirve de barra. Ahí, mientras entonas el cuerpo con un vaso de vino caliente y aromático, intercambias toda clase de información sobre li santouns. Es casi el único tema de conversación.

Que si estoy buscando una arlesiana con vestido negro (es la más rara)... Aaah, esa se puede consiguir en la feria de Avignon...

Que si este año hay una novedad: la vendedora de huevos, que carga en la cabeza una cesta con una gallina adentro.

Que los santitos más baratos están allá, en el tercer quiosco a la derecha, y los fabrica un artesano de Cadarache... Cada año están más caros, ya casi son un lujo...

Que si este año reapareció la pareja de gitanos: ella con un mantón de Manila, él con una gran capa negra, y ambos con sus panderetas... Hacía años que no los fabricaban.

Que aquel quiosco amarillo también tiene una novedad: la lavandera con su jabón de Marsella (lou saboun de Marsiho)...

Y así, todos los años, los marselleses acuden a esta amable barra, en su cita tradicional con lou vin caud, lou mistrau y li santouns como aún se decía en 1803, cuando se abrió la primera “Foire aux Santons”. De aquel sonoro dialecto provenzal, hoy sólo subsisten unas pocas palabras en el habla cotidiana, que brotan durante esta feria, desde la punta de la lengua estimulada por el vino caliente, el clavo de olor y la canela.

Pueden verse en las fotos de Marily Rodríguez:

Los gitanos y el tamborilero

El alcalde y la arlesiana

Los bandoleros y la aguadora

La vendedora de huevos y la pescadera

Los santitos

sábado, 8 de diciembre de 2007

ATLANTIQUE/ celebraciones del Salón Pirelli y de la Fundación para la Cultura Urbana

video

LA PIEL DE ELISA / Trasnocho Cultura

Elogiada por la crítica y el público continúa presentadose hasta el 16 de diciembre en el Espacio Plural del Trasnocho Cultural esta obra escrita por la canadiense Carole Fréchette y dirigida por Robert Tsonos,

La crítica ha elogiado este montaje del Teatro del Repertorio (Teatrela) , y a su director invitado, quien vino a Venezuela desde Hong Kong para llevar a escena este texto.

El espectáculo cuenta con las sólidas interpretaciones de la primera actriz Diana Volpe y su compañero William Escalante.